Los bebés empiezan a aprender la idioma de sus madres mientras están todavía en el útero

Los bebés empiezan a aprender la idioma de sus madres mientras están todavía en el útero

Un estudio científico confirma un hecho evolutivo sospechado y absolutamente llamativo: durante su fase de desarrollo, en los meses que pasan en la “panza”, los fetos que crecen en el útero materno “escuchan” hablar a sus madres en forma cotidiana y comienzan a aprender las bases de su futuro idioma materno.

De hecho, pueden aprender a diferenciar sonidos de su lenguaje nativo de palabras de otros idiomas desde mucho antes de lo que, hasta ahora, se pensaba.

Los mecanismos sensoriales y cerebrales que intervienen en el sistema auditivo están en pleno desarrollo alrededor de la semana 30 de la etapa gestacional. Y este nuevo estudio -coordinado por la profesora Christine Moon, docente de Psicología en la Universidad Pacific Lutheran de EEl.UU- demuestra que los bebés ya están “escuchando” atentamente a sus madres en las últimas 10 semanas del embarazo y ya en las primeras horas de vida pueden demostrar lo que aprendieron.

VOCALES
Por ejemplo, se sabe que los sonidos de las vocales que pronuncian las madres llaman especialmente la atención de los bebés. Y esto ya se intuía, aunque ahora se comprobó que los bebes comienzan a aprender -desde el útero- los rudimentos y sonidos del lenguaje. De hecho, esto avanza en hasta seis meses lo que podría denominarse como el principio del aprendizaje del lenguaje y lo sitúa del actual medio año de vida a una fecha previa al nacimiento.

Los resultados del estudio se publicarán en la revista especializada Acta pediátrica y allí se detallan las observaciones realizadas sobre más de 40 bebés, de un promedio de apenas 30 horas de nacidos -de hecho todavía estaban instalados en la nursery de maternidades de EE.UU y de Suecia.

Allí los profesionales les hicieron oír a los recién nacidos diferentes sonidos clásicos y básicos, tanto en su lengua materna como también de idiomas “extraños” y observaron y midieron sus reacciones. Esto se hace registrando el tiempo durante el que succionaban fuertemente el chupete, indicio sobre el que hay consenso acerca de que es evidencia de interés y aprendizaje.

Claramente, los estudios demostraron que los bebés “reconocían” los sonidos del lenguaje materno, ese que venían escuchando desde el útero, con mucha más frecuencia que los sonidos extranjeros.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s